Instalación de un Acuario

instalacion de un acuario

A las buenas, futuros acuaristas! Veamos la instalación de un acuario.
Este artículo de Los Acuarios va más dirigido a aquellos que han pensado mucho si decidirse a montar un acuario, que ya han pensado que tipo de acuario se adecua más a su experiencia, espacio y como no, economía. Han investigado sobre los accesorios que requiere su acuario, la decoración y toda la preparatoria que conlleva iniciar esta aventura.

A los más experimentados les parecerá obvio, pero también podrán comentar con su experiencia, que cambiarían o añadirían a esta pequeña guía para la instalación de un acuario.

Instalación de Acuarios

El acuario debe instalarse sobre un so­porte perfectamente horizontal e inde­formable

poliestileno

Si es posible, conviene interca­lar una plancha de poliestireno de 1-2 cm de espesor bajo el acuario. Esta protección compensa las irregularidades del soporte y protege de cualquier rotura al cristal del fondo. No hay que olvidar aclarar el acua­rio con una esponja húmeda.


El siguiente paso es comprobar la estan­queidad del tanque en la instalación de un acuario.

Esta precaución dura un día entero. Si pasado este tiempo, no se observa ninguna fuga, pasaremos al punto 3. De lo contrario, hemos de vaciar el acuario, limpiar bien el lugar de la fuga y aplicar un rodete de pegamento.

Colocar el filtro bajo la arena, sobre el cris­tal del fondo

filtro bajo grava

Con cuidado de no colocar el dispositivo de aspiración en una de las esquinas traseras. Posteriormente, se puede disimular con una planta o una piedra plana. El filtro se cubre con una capa de arena de 3-4 cm hacia atrás y li­geramente menos hacia delante. Esta in­clinación reagrupa los desechos hacia el cristal frontal, donde posteriormente se­rán trasegados con el sifón.

Instalar los accesorios de aireación y de calefacción

Una pequeña batería de lla­ves reparte la distribución de aire hacia el aspirador del filtro bajo la arena y hacia el difusor. El combinado termostato-re­sistencia se fija horizontalmente con ayuda de ventosas contra el cristal pos­terior, cerca del difusor de aire. Esta dis­posición permite una agitación eficaz del agua que evita las zonas frías. Tampoco hay que olvidar el termómetro.

Instalar el decorado

decoracion acuario

Disponer primero las piezas más pesadas, piedras o coral. Estos elementos deben ocultar los accesorios. Observar desde cierta distancia el efecto estético del acuario en su conjunto. Hay que tener en cuenta que una vez lleno, el acuario perderá un poco de profundidad de campo. Las raíces de madera de pan­tano aportan una nota muy natural a un acuario tropical de agua dulce.

El llenado del acuario

Ha de hacerse de forma progresiva y con agua templada, poniendo la mano bajo el chorro para evi­tar que arrastre el fondo de arena.

Introducir las plantas

plantas acuario

Hay que tener en cuenta que las plantas acuáticas son frá­giles fuera del agua y que hemos de ma­nipularlas con cuidado. Las plantas de gran desarrollo o de crecimiento rápido deben disponerse en la parte posterior y a lo largo de las paredes laterales, reser­vando las más pequeñas para decorar los primeros planos. Dejando un espacio li­bre en el centro obtendremos la impresión de profundidad visual. Tampoco con­viene plantarlas demasiado juntas ya que al crecer se asfixiarían mutuamente.

Instalar la galería de iluminación y comprobar el buen funcionamiento de la aireación

Vigilando la temperatura. Esperar una o dos semanas antes de introducir a los inquilinos de agua dulce. En este pe­riodo de espera las plantas enraizarán y las bacterias nitrificantes comenzarán a sanear el agua del acuario. Podemos ace­lerar ligeramente este proceso añadiendo un poco de agua de otro acuario que fun­cione desde hace varios meses.

El equilibrio biológico es sólo cuestión de tiempo.

En un acuario de agua dulce, este equilibrio se alcanza al final de la primera semana. Sin embargo, es acon­sejable esperar quince días antes de in­troducir los peces. En el agua de mar, el proceso es algo más largo, ya que trans­curren cuatro semanas entre que se llena el tanque de agua y se introducen los animales. Durante este mes, los nitritos alcanzarán una tasa muy elevada, que puede ser mortat para ir bajando poco a poco hasta muy pequeñas dosis. En un acuario marino, podemos reducir este tiempo de espera por diferentes medios: favorecer la actividad de las bacterias oxigenando el agua al máximo, introdu­cir bacterias liofilizadas que aceleren el proceso de nitrificación, introducir arena o un trozo de coral de un acuario ya en uso… Las bacterias introducidas con cualquiera de estos elementos se desa­rrollarán y no tardarán en colonizar el acuario. En cuanto la tasa de nitritos sea prácticamente nula, ya podremos activar el espumador y, ocasionalmente, la lám­para de luz ultravioleta.

Una vez adquiridos los peces

termometro digital

Hemos de colocar la bolsa en la que los hemos transportado en la superficie del agua para restablecer el equilibrio térmico. Esta operación dura entre 15 y 30 mi­nutos. A continuación, se abre la bolsa y se introduce un poco de agua del acuario para que los peces se vayan ha­bituando progresivamente a la calidad de esta nueva agua. Una vez hecho esto, los peces ya están preparados para ocupar su nuevo hogar. Si el acua­rio ya está poblado, hemos de tornar la precaución de alimentar a los antiguos inquilinos antes de introducir a los nuevos.

En el agua de mar, hay que intentar, en la medida de lo posible, introducir a to­dos los peces de una sola vez, ya que los recién llegados son a veces impor­tunados por los antiguos.

Última actualización el 2021-07-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados